esquizoide.net

DE  LOS  SUEÑOS  A  LA  MAGIA

 

Los sueños han tenido una enorme importancia en el descubrimiento y desarrollo de

los mitos fundacionales de las religiones anteriores a las monoteístas.

 

DE LO SIMPLE A LO COMPLEJO

En algunos textos bíblicos con  2.500 años de antigüedad y en la moderna Psicología

podemos encontrar los materiales que nos conducirán a comprobar el papel fundamental

que tuvieron los sueños en el nacimiento de los diversos mitos y leyendas.

En unos tiempos en los que el hombre vivía en la Naturaleza, las primeras creencias religiosas

tienen por objeto mitos de la propia Naturaleza. Las primeras divinidades fueron fuerzas sobrenaturales

de los bosques, ríos, lagos, el Sol, la Tierra

 En las religiones totémicas, un animal se convierte en el antepasado común

de un grupo de personas. Esto supone ya una cierta organización de la vida de esos individuos.

El elaborado Olimpo griego, tiene una organización social y una explicación del Cosmos avanzada para la época.

La religión egipcia supone otro avance porque dispone además de libros religiosos

 y un sofisticado  aparato de especialistas en la religión (sacerdotes), con un poder

intermedio entre el dios-faraón y el resto de las personas.

Finalmente las religiones filosóficas ordenan globalmente la vida del individuo con un conjunto de

creencias, una explicación del Cosmos y las directrices para vivir el día a día. Estas religiones

incluyen ya una filosofía de vida y se convierten por tanto en imprescindibles. Aquí aparecen ya

 los libros sagrados propiamente dichos.

 

LA  FILOGENIA

Cuando decimos que la Ontogenia reproduce la Filogenia queremos decir que el desarrollo de un solo ser humano

(Ontogenia), reproduce la evolución de la especie (Filogenia).

El ser humano desde su concepción va atravesando las etapas de la reproducción de células por partición, que

corresponden a las primeras etapas de la vida sobre la Tierra.

Posteriormente el feto pasa por las siguientes fases incluyendo especialmente la fase de nuestros

ancestros reptilianos y mamíferos. Es decir, el feto es bacteria, ameba, protozoo, pez,

reptil y mamífero antes de ser humano…

 

FASE  MÁGICA

El niño pequeño atraviesa una fase de desarrollo de pensamiento llamada mágico-simbólica y

este mismo pensamiento mágico está presente en el devenir de todos los pueblos primitivos.

La infancia de nuestros niños y su forma de pensamiento reproduce la infancia de la Humanidad

y su forma de pensamiento.

Así, observando a nuestros niños, podemos inducir el pensamiento mágico de la infancia de la Humanidad.

Por otra parte todavía hoy hay pueblos que viven en etapas que Occidente superó ya hace muchos años,

pueblos que están aún en esa infancia de la Humanidad y en los que está presente el pensamiento mágico.

 

PENSAMIENTO  MAGICO

Para el niño en su fase mágica y para el hombre primitivo de pensamiento mágico el Universo entero

puede moverse y actuar de forma mágica: las escobas pueden volar, los animales hablan, una frase tiene poder mágico

sobrenatural, los cayados se transforman en serpientes, los dioses son seres antropomorfos, los espíritus de los difuntos

 vagan por el monte, las tormentas son expresión de la ira de un genio…

 

LOS SUEÑOS

 El mundo onírico infantil es distinto al del adulto. Los sueños infantiles no suelen valerse de simbologías sino que sueñan

directamente lo deseado. En los sueños infantiles no hay censura.

 Los niños, antes de averiguar que los sueños son diferentes de la realidad,

 en una fase de desarrollo anterior, no distinguen esta diferencia y creen que los sueños son de la misma naturaleza

 que la realidad: no hay dos naturalezas distintas; el descubrimiento del fenómeno onírico será para el niño

una conquista en su desarrollo hacia la madurez. Así, pues, cualquier día por la mañana el niño mágico confesará:

---“Esta noche he estado jugando con el abuelo en el lago”. No dirá que lo ha soñado, dirá que lo ha hecho realmente.

Así, pues, en cierto momento del desarrollo de nuestra especie, al soñar se viven realmente episodios extraordinarios.

Estos episodios soñados pero reales para ellos, inciden en realidades fantásticas que pasan a formar parte

de su realidad circundante aunque no visible. Las realidades invisibles son percibidas con la misma certidumbre

que el mundo real visible. Así van surgiendo las primeras creencias religiosas con la percepción

de la existencia de dos mundos: el visible y en invisible. El devenir del mundo invisible, fantástico,

va dando vida a seres reales para ellos que, cada vez más, van poblando el mundo al lado de los humanos,

interfiriendo en la actividad humana. Los grandes poderes de que los dioses disponían, hicieron necesario

llevarse bien con ellos y obligaron a los humanos a inventar formas de comunicación con ellos,

para tratar de calmar su ira y obtener sus favores.

 

LOS SUEÑOS EN LA BIBLIA

En la Biblia leemos en muchos lugares textos de este estilo: “J. se apareció en sueños a N. y de dijo…”.

No se dice que N. tuviera un sueño sino que estando soñando, sucedió algo real, hubo una aparición real.

Todo fue real, el sueño y la aparición.

Sin embargo el patriarca José, hijo de Jacob y de Raquel, sí tuvo realmente un sueño (el de las 12 vacas)

y posteriormente lo interpretó, es decir, manejó el sueño de manera semejante a como lo hacemos hoy nosotros mismos.

 

COROLARIO

Es así como a partir de los sueños el hombre llega a entrar en contacto con una realidad distinta a la que

se percibe a través de los sentidos, pero dotada de la misma realidad. Las creencias en espíritus

cubrían importantes necesidades humanas y pronto se volvieron imprescindibles en la vida

del hombre sobre la Tierra, de forma que todos los pueblos, en todos los lugares del Mundo,

se aprovisionaron de sus propias creencias sobrenaturales.

 

Mikel Martínez

www.schizoids.info  

Diciembre  2010 ©