esquizoide.net

Indiferencia

 

Entre la indiferencia y la motivación

 

Los esquizoides son descritos como indiferentes, como personas a las que parece

que todo les da igual.

 

Una de las consecuencias naturales de la emotividad es la motivación.

Hacemos cosas porque estamos motivados y estamos motivados porque somos emotivos.

Si no fuéramos emotivos no estaríamos motivados y no haríamos cosas y , en último extremo, no haríamos nada.

 

Los esquizoides de niveles bajo y medio encuentran motivaciones suficientes para llevar una vida normal,

pero los esquizoides de grado alto, los que, faltos de emotividad, se encuentran también faltos de

motivación, tienen grandes problemas para actuar, para estudiar, para trabajar, para dedicarse a

cualquier hobby.

 

Los sujetos afectados por esta indiferencia se enfrentan a un problema que afecta a

su vida, a su manera de estar en este mundo…

Es muy difícil que alguien se dedique a algo si no está motivado…y en el

esquizoide de grado alto esta indiferencia puede llegar a ser generalizada.

 

Existe una alta correlación entre pasividad e indiferencia.

A mayor indiferencia corresponde mayor pasividad.

 

He aquí algunos comentarios hechos por estos sujetos:

 

“La vida es aburrida”.

 

“No me dirijo a ninguna parte, no tengo metas ni objetivos”

 

“No espero nada de la vida, la vida no tiene sentido para mí”

 

“No consigo hacer nada porque no hay nada que yo quiera conseguir”

 

“Todo me da igual”

 

“Tengo que hacer cosas pero todo lo que hago, lo hago sin ganas”

 

“No hay cosa que me motive”

 

“No salgo de casa porque nada de lo que hay fuera me atrae”

 

“No tengo ganas de hacer nada, incluso cosas que me gustan”

Página creada en Diciembre de 2011 © Copyright

 

VOLVER