esquizoide.net                  

Anhedonia

 

Vivir sin placer

 

Hedoné es una  palabra tomada del griego clásico que significa placer y an-hedonia significa carencia de placer .

En la patología psíquica la anhedonia se da en algunos casos .

Destacaremos la anhedonia de los esquizofrénicos .

En los esquizoides también se da anhedonia , una falta de placer , de disfrutar de la vida ,

 bien como tónica general , bien porque el disfrute se limita a pocos ámbitos .

Si vas a una fiesta popular verás que la gente se vuelve niña , es igual lo que hagan :

compiten , bailan , comen , juegan , desfilan .... hagan lo que hagan les divierte ; se ríen y se les ve

felices . A ti todo esto te parece ridículo y , por supuesto , no te hace feliz , no te hace gracia no disfrutas ni sientes placer .

Esta misma historia se repite en bodas , comidas de empresa ....

 

Mención aparte merecen los encuentros con amigos o familiares o fiestas navideñas , donde

la gente disfruta de la compañía ....

no solamente no disfrutas sino que estos encuentros se te convierten en un problema .

Hay cosas anodinas , actividades rutinarias como comer , pintar , estrenar zapatos nuevos , cocinar ,

comprar algo , pasear .... con las que mucha gente confiesa :” ¡Qué bien me lo he pasado!” 

Pero nosotros no encontramos placer en ellas , o si conseguimos algo , es débil o queda limitado a pocas actividades.

 

ANHEDONIA SOCIAL

 

De todos los apartados a los que se puede referir la anhedonia,

la falta de placer (anhedonia) más característica del esquizoide es su anhedonia social.

 

El celular, el teléfono móvil que llevamos con nosotros permanentemente,

ha constituido un enorme éxito de masas.

Este éxito se explica porque los seres humanos disfrutamos hablando con otros

seres humanos y en especial con nuestros parientes y amigos.

 

Los mejores momentos de nuestras vidas los pasamos en compañía,

las mejores fiestas, las mejores vacaciones, las bodas,

las fiestas familiares, cenas de Navidad…

De todos los placeres de la vida, el mejor o al menos uno de los mejores

es el estar en compañía, el conversar con los amigos.

Esto nos hace sentir bien, nos anima, nos lleva a la alegría de vivir.

 

Cuando estamos tristes, cuando lo vemos todo negro, la conversación

será el mejor modo de levantar nuestro ánimo decaído.

Si has caído en la depresión, además de tomar antidepresivos tendrás que

hacer algo más y, si puedes conversar, eso será lo mejor.

 

Si estás abrumado por obsesiones, el mejor modo de combatirlas será la conversación.

 

Estamos hablando de la falta de placer del esquizoide en la conversación, de anhedonia social.

Donde los demás disfrutan de manera generalizada,

él de manera generalizada no disfruta. Si no se dan unas buenas

 circunstancias favorables se aburrirá y empezará a sentirse mal.

A veces puede sentir ansiedad.

Quizá haya un pequeño número de personas con las que se relacione.

Hablar de placer, de alegría, de risas compartidas…, eso va a ser difícil.

El esquizoide sufre de anhedonia, sí, pero en primer lugar sufre de anhedonia social.

Y el ser humano es un ser social ...

 

 

 La  anhedonia  y  yo

 

“”Donde más disfruto es en mi habitación, estando solo. Allí leo, creo, aprendo...

Son placeres intelectuales y hasta ahí sí llego.

Raramente disfruto en el trato con personas muy concretas.

También disfruto caminando por el bosque, por el campo, por el monte.

 

No disfruto con la música. Nunca se me ha ocurrido ir a ningún concierto.

No compro música. No oigo música.

 

No leo a ningún autor, ningún género ni el narrativo. No encuentro ningún motivo para  leer unas obras inventadas por ellos.

No sé bailar. Nunca he aprendido. Nunca he bailado.

 

No disfruto en las fiestas, sean  populares, oficiales o privadas. Nunca he acudido a ningún encuentro juvenil.

No valoro los espectáculos públicos. Como excepción, alguna vez sigo por TV algún acontecimiento deportivo.

 

Las tertulias, incluso si son familiares, no me producen ningún sentimiento agradable, más bien lo contrario.

 

El alternar por bares y cafeterías para mí supone un castigo. En  cuanto puedo, me evado.

 

El “salir de marcha” con los amigos...:no me lo paso bien, sino mal y además no tengo amigos.

 

El alcohol no me entona ni me anima. Me atonta. Mi libido ha sido pequeña y mi vida sexual, también

 

Nadie ha visto mis dientes...nunca tengo ganas de reír.

Procuro no acudir a las celebraciones familiares porque en ellas no acabo de encontrarme bien.

 

No sé cuál fue el día más feliz de mi vida.  Realmente en mi vida no ha habido días felices.

 

Citas

 

Citas sobre anhedonia tomadas de “El lobo estepario”, de Hermann Hesse.

 

“No puedo aguantar mucho tiempo en un cine…

apenas puedo leer un periódico…

no puedo comprender qué clase de placer y de alegría buscan los hombres

en los hoteles, ferrocarriles, cafés, oyendo una música fastidiosa…,

en los bares, en las carreras, en los deportes…”

 

“Si el mundo tiene razón…soy el lobo estepario en un mundo que le es extraño”

 

 

CONSIDERACIONES PARA UN ANHEDÓNICO

 

Contemplando a la gente que te rodea muchas veces te habrás sorprendido

al ver cómo disfrutan por nada, cómo se ríen sin sentido aparente,

cómo permanecen en largas, tediosas e insípidas conversaciones sobre nada…,

qué cosas tan ridículas hacen…

Tienes que comprender que tu mundo es frío, racional…, ellos tienen un rasgo

de personalidad que los hace funcionar de manera diferente a la tuya.

En realidad ellos son más emocionales y disfrutan más de la vida.

Es normal que ellos sientan afición por actividades como estas

porque sienten placer en ello:

 

--- Ir al cine con alguien, sentarse en una butaca con una caja de palomitas de maíz

y ver la película. Con el tiempo sólo el olor de esas palomitas les trae buenas sensaciones

de gratos momentos y les hace sentir bien.

--- El mero hecho de estar con hermanos, sobrinos, hijos de sobrinos, etc. Basta

estar allí, observarlos, oírlos…Sienten que “son los míos”.

--- Los momentos que pasan con sus perros, viéndolos jugar ( o su mascota )

--- Andar por la calle cogido de la mano de alguien. Apretar la mano y sentir

cómo tu mano es apretada.

--- Las excursiones por pequeñas que sean al mar o a la montaña.

--- Escuchar ópera

--- Llegar a casa cansado y darse una ducha

--- El café con leche de las mañanas tomado en el bar

--- La buena comida.

--- Comer una pizza en casa, en el sofá, viendo alguna película de la TV, mientras llueve fuera…

 

Cosas tan sencillas como estas, están cargadas de emoción y de placer. Así son ellos.

 

 

 

Página revisada en Junio de 2013   .  Copyright (c)

VOLVER